Opio: Origen y Composición Química

         El opio es el jugo lechoso o látex blanquecino de sabor amargo y olor característico, que se obtiene por medio de incisiones o escarificaciones realizadas en la corteza del fruto verde o inmaduro del Papaver somniferum (llamado comúnmente adormidera, amapola medicinal o “flor del mal y de los ensueños”), el cual presenta una forma ovoide y un tamaño de 5 x 8 cm.

          El Papaver somniferum es una planta herbácea oriunda o indígena del Asia Menor  que pertenece a la familia de las papaveráceas; de la cual se conocen dos variedades: 1) variedad album, de donde se extrae el “opio” y 2) variedad nigrum, de donde se extrae el “aceite de adormidera”. Dentro del género Papaver existen 100 especies diferentes ubicadas en el hemisferio norte. La adormidera o amapola medicinal es una planta de hojas anchas con flores hermafroditas (presencia simultánea de órganos masculinos o estambres y órganos femeninos o carpelos) grandes de cuatro o más pétalos,  varios estambres; y de color rojo, blanco o violáceo. Al caer la flor, deja en su lugar el fruto a partir del cual se extrae el opio. La planta tiene una altura de aproximadamente 0,5 a 1 metro. Se cultiva en diferentes países de clima cálido y templado; todos del hemisferio norte  como  China, India, Egipto, Irán, Turquía, Tailandia, Birmania, Afganistán, México y otros. 

         Esto  da origen a las distintas variedades de opio: a) opio de Turquía,  b) opio de India  y c) opio de China;  los cuales poseen distintas proporciones de morfina (su principal alcaloide; denominado así en referencia a Morpheus, dios griego del sueño).

         En la actualidad, los principales países productores de opio se encuentran en Oriente: Turquía e India.

         Los países productores ilegales de opio son: Birmania, Irán, Laos, Pakistán, Tailandia, Egipto, Afganistán y México. La India es el único país en el mundo que siembra y cosecha la Amapola medicinal; y produce opio en forma totalmente legal.

         Este jugo lechoso ó látex se deseca al aire ó por calor suave; a menos de 70° C,  obteniéndose de esta manera masas de color pardo oscuro y de forma irregular denominadas “panes de opio”.  Estos posteriormente se desecan nuevamente y luego se pulverizan, obteniéndose el “polvo de opio” de uso medicinal ( polvo fino, de color pardo y sabor amargo; con un contenido mínimo de morfina del 10 % ).

         El opio posee numerosos y variados constituyentes ó componentes químicos (alcaloides, resinas, taninos, azúcares o glúcidos, aceites y proteinas), algunos de los cuales son farmacologicamente activos. Estos principios activos, que representan el 25 % de los componentes totales; corresponden a los denominados alcaloides del opio.  Se han podido identificar 25 alcaloides diferentes, los cuales se clasifican en dos grupos  teniendo en cuenta su estructura química:

1.  Alcaloides Fenantrénicos

  • Morfina
  • Codeína (3 metilmorfina)
  • Tebaína (3,6 dimetilmorfina)
  • Otros

2. Alcaloides Bencilisoquinolínicos

  • Papaverina
  • Noscapina
  • Narceína
  • Otros 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Amapola (Papaver somniferum)

    Flor y Fruto Inmaduro

  • Amapola (Papaver somniferum)

    Fruto Inmaduro y Opio

  • Obtención de Opio

    Opio Desecado

  • Obtención de Opio

    Opio Desecado

  • Obtención de Opio

    Opio Desecado

  • Alcaloides del Opio

    Morfina